ACAMPANDO MIS SUEÑOS.

Parte 1.

El verano en los Estados Unidos es largo y caluroso, dos meses y dos semanas para ser exactos. Los niños no asisten al colegio y se dedican a  vender limonadas frente a las puertas de sus casas, a pasear en bicicleta por el vecindario y a perseguir al camión de los helados para obtener un refrescante pasaboca. Otros junto con los adolescentes son enviados a fabulosos campamentos de verano donde se divierten, hacen travesuras, se enamoran y practican un sin fin de actividades.

Haber crecido viendo  programas de televisión y películas gringas aumentaron en mí las ganas de vivir una experiencia como esa: ir a un campamento de verano, acampar, dormir bajo las estrellas y cantar alrededor de una fogata, mientras se asan unos malvaviscos. Solo tenia que esperar que la oportunidad llegara. Mientras tanto seguía acampando a lo costeño en la finca, durante las vacaciones, durmiendo en hamacas bajo la casa de palma, comiendo los manjares de mi abuela cocinados enfogón de leña y por supuesto viendo televisión.

Cuando me propuse venirme a vivir una temporada a Estados Unidos, tenía una cosa segura y una obligación casi perentoria: viviria la experiencia de acampar como los gringos lo hace y lo más importante honraría a mi Carpa, que compré cuando tenía 12 años en mi intento de acampar y que nunca había utilizado.

Desafortunadamente, ya no tengo edad para asistir a un campamento de verano, donde pueda bailar y cantar tipo Camp Rock, o  practicar esgrima y hacer travesuras tipo campamento Walden de Juego de Gemelas. Sin embargo, solo era esperar que el verano llegara para una vez más comprobar la realidad de todo esto que muestra la televisión, las redes sociales y los libros.

Mi primera oportunidad se presentó sin previo aviso. Un viernes, una de mis amigas me invitó a acampar con sus amigos y pasamos el fin de semana en el gigantesco parque natural Yosemite. Salimos a las tres de la mañana de la casa y a las diez ya estábamos en el parque.

Cuando se trata de acampar, en el itinerario norteamericano, es obligación hacer senderismo/hiking o excursionismo/trekking como actividad base, cocinar al aire libre, durante la noche contemplar las estrellas y dormir en tiendas de acampar arropado en bolsas de dormir. Aunque esa es la idea, no a todos les gusta: armar el campamento, no bañarse durante algunos días y dormir bajo las estrellas al acecho de animales salvajes. Por esta razón, en el parque encontramos  casas rodantes de todos los tamaños, cabañas y hoteles.

Yosemite es un lugar espectacular, repleto de cataratas, secuoyas, fauna y paisajes que te quitarán el aliento y te harán sentir que estás en otro planeta. También es uno de los parques más grandes de Estado Unidos y por supuesto uno de los más visitados, en especial en el verano. El flujo de visitantes es tan masivo que las zonas para acampar y los hoteles  tienen que  ser reservados hasta con seis meses de anticipación. 

En esta primera oportunidad, acampamos fuera del parque, en un campground a 45 minutos de la entrada del parque. Estos campground son una especie de hotel, donde dependiendo de tus gustos eliges Dónde y cómo dormir. Si quieres acampar, que fue lo que nosotros hicimos, reservas un terreno que cuesta 56 dólares la noche. Este espacio es lo suficientemente grande como para armar dos tiendas y  además cuenta con una mesa de madera, una hornilla y una caja de metal. Los campground lucen como un vecindario en los suburbios donde troncos de maderas separan una casa de la otra.  Tenía terrenos más grandes donde se podía parquear una casa rodante y para los menos aventureros ofrecían entre sus servicios cabañas ( Estas cabañas son una habitación con apenas las camas). Para suerte de todos el lugar también contaba con baños y duchas comunitarias.

Después de que todo quedó listo, conducimos hasta llegar a la entrada del parque. La entrada a los parques nacionales cuesta entre 30 o 35 dólares y es válida durante siete días. Sin embargo, para los entusiastas se recomienda adquirir el pase anual por 90 dólares y es válido para todos los parques. 

Dentro del parque todo es increíble, afortunadamente tuvimos un día soleado, no había una sola nube en el cielo y lo único que se veía era un mar de pinos verdes,  paredes de roca gris gigantes y mucha pero mucha gente. 

La primera actividad en el itinerario fue por supuesto un hiking. Parqueamos y nos dirigimos a tomar un autobús, el cual recorre esta área del parque, que nos dejó en la entrada del sendero. Desde este punto caminamos tres millas/ 4.8 kilómetro cuesta arriba hasta encontrarnos con las cascadas Vernal de 97 metros de altura/ 318 pies. La caminata estuvo dura pero valió la pena cada segundo.

Entre más nos acercabamos a las cascadas más claro podía escuchar el rugir de litros de agua que caían sin cesar desde semejante altura. El sendero se hacía mucho más angosto y la marea de bebes, niños, adolescentes, adultos y abuelos,  incrementaba con locura. Unos ansiosos por llegar a la cima, otros desesperados por salir del tumulto de gente, algunos anonadados por semejante belleza y obviamente nunca faltan los que están buscando la foto perfecta para publicar en instagram.

Cuando llegamos al frente de la cascada, el camino se hizo mucho más angosto, resbaladizo y fue inevitable  atravesarlo y no salir empapado de agua. El camino se comenzó a extender entre las piedras, como un pasadizo escondido, que nos alejaba de la cascada y nos llevaba a la cima.

Nada fue lo que me imaginaba. El paso por frente de la cascada fue veloz no logre contemplarla con tranquilidad, por lo angosto del camino y la cantidad de gente. La cima, por otra parte, ni me la imaginaba. Era un playón de piedras por donde el agua, clara y super fría, se deslizaba con afán, empujada por la fuerza de la cascada Nevada (118 M) río arriba. Sin lugar a dudas un panorama espectacular, impresionante, perfecto. Les adjunto una foto tomada de wikipedia, la foto es tomada desde Glacier Point, un mirador ubicado sobre un acantilado dentro de Yosemite. En la foto podemos ver la cascada Vernal, en la parte izquierda inferior, y la cascada Nevada, en la parte derecha superior. ¿Acaso no son hermosas? (Yo no visite el Glacier Point)

De David Liu (discusión · contribs.) – Trabajo propio de la persona que subió originalmente el archivo, CC BY-SA 2.5.

Después de admirar semejante belleza, tomar un descanso, comer algo e ir al baño, empezamos el descenso. El hiking duró entre cinco o seis horas en total, llegamos al campamento muertos del cansancio y con hambre. Tan pronto comimos nos dimos un baño y nos preparamos para ir a dormir. No sin antes alejarnos un poco de la luz y el repicar de los calderos en los campamentos para ir a contemplar el cielo lleno de estrellas y la tierra repleta de pinos. 

La noche estuvo tranquila, no hacía tanto frío y no imaginamos que  iban hacer falta esas cobijas que no habíamos empacado. La temperatura bajó y el frío se hizo insoportable, a tientas busqué otros pantalones que tenía en el bolso y otra camiseta y me acurruque tanto como pude. A la mañana siguiente, después de desayunar, recogimos las tiendas y volvimos una vez más al parque. Por cuestiones de tiempo, esta vez no hicimos hiking pero tuvimos la oportunidad de ver y aproximarnos al “Salto Yosemite” una gigantesca cascada de 739 metros, donde el agua cae desde tres secciones diferentes. Es el punto con más aglomeración en el parque, ya que está cerca del centro de visitantes, hoteles, tiendas y restaurantes. Regresé a casa muy entusiasmada y ansiosa por volver.

Publicado por MariaMargaritaAlvaram

Hola, soy Margui. Tengo 22 años y soy de Colombia. Mi vida ha estado llena de aventuras ultimamente y espero que te diviertas leyendolas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: